martes, 27 de abril de 2010

Etapa 5. Lunes, 26 de abril. Puesta de sol

Antes de nada, muchas gracias por los comentarios... y especialmente a nuestros amigos bicigrinos, a los que veremos pronto, que nos llaman constantemente. Mención especial a Juan y a Marian que lo tienen complicado....



Salimos de Aldea del Cano dirección Cáceres. El campo sigue en su línea, aunque con menos árboles. Nos encontramos a un chaval cacereño que venía con su bicicleta de montaña. Charlamos con él y nos dice que cojamos un tramo de carretera. Le hacemos caso, porque hacía un momento estábamos en un prado lleno de flores de medio metro, entre tres carreteras y sin una señal y curiosamente sin camino.  No entiendo como hemos ido a parar allí.



Otra vez perdidos.... está claro que nos hacen falta Arancha y Nacho diciéndonos "derechaaaaaa", "izquierdaaaaa", vía gps. Nos despistamos por ir viendo cómo está todo de bonito.


En fin, entramos en Cáceres y en una plaza perdemos de nuevo las señales. No nos entretenemos, salvo para sellar y quejarnos de que en las grandes poblaciones no ponen mucho interés en señalizar. 

Encontramos al hospitalero de Burgos, más quemado que la moto de un hippy (por el calor). Le saludamos y tiramos para El Casar de Cáceres, en donde la cartera del pueblo nos indica donde comer. Todo un acierto. Coincidimos con dos chavales de Vitoria, también en bicicleta a los que decimos donde dormiremos y se apuntan el dato.



A las 3 de la tarde, a 75º a la sombra, nos tiramos monte arriba para hacer los 20 km que nos faltan para el Embalse de Alcántara. Se hacen "cortos" por el paisaje y porque la vía está en buenas condiciones.



Los últimos km son de una gran belleza por el paisaje y cuando llegamos al albergue, el remate. Situado en todo lo alto de un mirador, con el embalse enfrente. Otro sitio de diseño. Nos lavan la ropa y nos dan una habitación de cuatro camas para los dos.
Entablo conversación con un alemán que dice que el sitio es tan bonito que se va a quedar más de un día, que a este paso va a necesitar cuatro años para llegar a Santiago.



Llegan los chavales de Vitoria. La alberguera nos deja una paellera eléctrica en donde hacemos unos espagueti que hemos comprado, junto con queso del Casar. 

Como seguiemos sin ser del mismo Bilbao y no nos podemos comer medio kilo entre dos, invitamos a los Vitorianos a cenar con nosotros. Entre los cuatro caen los espagueti sosos, con el queso, que le da vidilla y unos plátanos ya maduros a fuerza de caerles el sol a plomo durante el trayecto de hoy.



Un poco antes se ha puesto el sol enfrente del albergue y me he hinchado a hacer fotos, que para eso son gratis.


11 comentarios:

piterchampion dijo...

Buenos días Majestad.

Ayer por la noche me comentó el súbdito Julio que llegaron Ud. y el lacyao Mr. Pani con bien. Aunque ahora es el calor el que se encarga de poner plomo en los pedales, creo que es mas llevadero que arrastrarse por el fango y los lodazales de las zonas inundades. Los kilómetros caen con celeridad y la sensación de agobio se disipa al ver el destino en un horizonte cercano.

Ánimo, que en un par de días nos vemos y seremos mas a compartir alegrías y sufrimientos.

Saludos,

PiterChampion

Mamá pata y patitos dijo...

Cualquier mensaje dejado tras la estela de Piter queda ridículo, así que ... solamente recordarte que seguimos empujando la bici desde aquí ... ¡¡y a ver si os perdeis un poquito menos!!! (que nos teneis con el alma en un puño)
¡¡¡ANIMO!!!

Anónimo dijo...

buenos días

Anónimo dijo...

Hola Luis y cía.!
Esto es como leer un libro, estás esperando el siguiente capítulo para ver que es lo que sucede.
Me gusta mucho cómo escribes la crónica del día y toquecillo de humor, bueno humor para nosotros, porque vosotros que lo sufris en vivo y en directo.... Veo que estais disfrutando mucho del paisaje. Ánimo y besos. Fabiola

Marian dijo...

Vaya Luis, no sabía que a parte del belga, también dominas el alemán. Que bien. Yo también os sigo a diario.. no tengo otra cosa que hacer. Bueno, espero que el buen tiempo os siga hasta Santiago. Allí nos veremos. Un fuerte abrazo y muchos ánimos.

Anónimo dijo...

Hola Luis desde Getafe.Me entere por esas personas que tenemos en comun de vuestra pérdida.Animo y adelante te lo deseo desde la comoda silla en la que me encuentro disfrutando de tus aventuras o desventuras sin darle al pedal.Te seguiré como la ùltima vez..Ah! de paso aprende rumano ya sabes por esa camarera a la que le entran tan fácilment los muchachos
.Un besote Charo

Ernesto dijo...

Bueno, alegrías de que todo vaya bien. Os transmito fuerzas para seguir avanzando y un puñado de abrazos.

Ernesto

JCastillo dijo...

Está muy bien el diario. Te ríes cuando lo lees, pero seguro que no se pasa bien sufriendo el barro, el calor y las cuestas. Se nota de todas formas que lo disfrutais. ¡Qué experiencia tan estupenda! Leyendo los comentarios de los paisajes, aventuras y desventuras dan ganas de animarse un año, aunque sea solamente un tramo pequeño. Mucha fuerza en esas piernas. J. Castillo (ICM)

María dijo...

Como bien dice Mamá Pata, cualquier comentario después del de mi padre quedará a la altura de un escolar de parbulario. Pero como quiero dejar mi "notita de apoyo" y después de las medallas del pasado año no puedo parecer más peque aún; ahí lo dejo...
Ánimo pareja que no os queda nada para estar de vuelta con todo el grupo!!! Si os agobia el calor, recordad que si pasasteis Pajares (subida y bajada) con nieve, niebla, viento y casi sin frenos; un poquito de calor no es nada para vosotros!
Lo tenéis hecho!!
Un beso.

Katty Sark dijo...

¡Holaaaaaaa, chiiiiicooooos!

¡Cómo me estáis poniendo!

¡Os estáis comportando como verdaderos Machos Ibéricos!
¡Pero qué digo,os comportáis como MACHOS CABRÍOS cargados de testosterona hispana!

Necesito un hombre, o dos, como vosotros para saciar mi sed intrauterina...
¡Mi amoooooooool!

Iré mañana a Zamora a por uno de vosotros y nos satisfaremos mutuamente en el lecho placentero.

Seguro que quedo más suave que un guante de seda persa.
¡MMmmmmmmmmmmm, qué calóóóóóó!
¡Ánimo, cabestros míos, que os merecéis tóóóó lo mejor!

Antonio dijo...

Que evidia me dais, os cambio la zona cardiaco pectoral sin verla y ademas os dono 6000 euros para oxigeno.

Un brazo chiquitin.

Antonio