domingo, 2 de mayo de 2010

Etapa 11. Domingo 2 de mayo de 2010. Paseo


Salimos de Tábara con los retrasos propios de un grupo tan numeroso y después de degustar el peor desayuno hasta la fecha.


No sé porqué dejamos de pasar por Bercianos de Valverde y saltamos directamente a Santa Croya de Tera, en donde la propietaria de un albergue privado tarda más tiempo en darnos explicaciones de porqué no nos sella que en sellarnos debidamente. Parece un gran albergue, pero la actitud es que está orientado a la pasta, pasta, pasta. Pocas luces para tratar a los peregrinos.



A un kilómetro está Santa Marta de Tera con una iglesia románica de Cruz Latina perfecta. Una belleza. Tiene la estatua de Santiago vestido de peregrino más antigua que existe. 



Construida sobre unos restos de un monasterio mozárabe, está diseñada de tal forma que marca los solsticios y equinocios a través de las ventanas que iluminan dos columnas del ábside. 

Comimos en Olleros de Tera unos buenos platos de embutido casero. Pedro se hace fotos con la hija de los dueños, ya que  Juan, que es el artista en eso no está.


El novio se queda a cuadros, con todo lo que Pedro suelta, supongo que pensando que vaya panda de descerebrados que pasan por el pueblo... 



Paisaje, paisaje, paisaje. Se hace menos dificil el pedaleo. Llueve un poco, pero casi ni nos enteramos. Llegamos a una presa.





Y en casi nada, llegamos a Rionegro del Puente, donde nos quedamos a dormir porque más adelante no hay alojamiento. Mañana tenemos más de 70 km de etapa cruzando el puerto del Padornero. Es la etapa de fuego...y más teniendo en cuenta la noche que nos esperaba.



5 comentarios:

Antonio dijo...

Espero que lleves antiacidos, porque embutidos y deporte ya sabes y no daré detalles escatologicos.

Espero que esteis disfrutano.

Antonio Molina

Mamá pata y patitos dijo...

Cuando leas este comentario, será que ya ha pasado lo peor.

A recuperarse y a roncar al oido a unos cuantos.

¡¡Animo que ya solo quedan dos o tres cuestecitas de nada!!

homo temporis dijo...

Siendo tantos, no le tendreis miedo a los lobos (que en Zamora debe haber algunos), pero cuidado con las "lobas", que os veo lanzados.

Anónimo dijo...

espero que todo os vaya bien y que lo paséis como enanos.
Una vez en Santiago que el jubileo sirva como premio al sacrificio

un abrazo

Manuel dijo...

Hola Luis.

Soy Manolo del CPD.

Me acaba de incorporar a tu blog, me lo he leido entero, mucho ánimo para el camino que os queda.

Saludos.